El cerramiento acristalado es un sistema de alta calidad que crea un agradable bienestar, al mismo tiempo que incrementa el valor de sus propiedades inmobiliarias.

Los sistemas corredero-batientes encuentran aplicación en los ámbitos más diversos, desde jardines de invierno, balcones, terrazas y galerías comerciales. Estos sistemas, de fácil instalación y alta calidad técnica, generan nuevos espacios aprovechables al tiempo que protegen, cuando se hayan cerrados, de las inclemencias meteorológicas.


– Integración perfecta, no rompe la estética de la edficiación.
– Permite una visión sin límites.
– Fácil limpieza y bajo mantenimiento.
– Aprovechamiento de espacios infrautilizados.
– Alarga la vida del inmueble protegiendo sus estructuras y elementos.
– Variedad de aplicaciones, adaptable a cualquier disposición.
– Alta resistencia contra rotura.
– Máxima protección contra las inclemencias meterológicas.
– Sistema seguro y resistente gracias a sus componentes de alta calidad.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.