Inspirada en las velas náuticas, las velas son un concepto innovador de protección solar. Su aspecto de techo liviano pero de extrema robustez y practicidad la hacen una de las protecciones más atractivas y resistentes al viento y a la lluvia. Es un producto muy versatil, ideal para jardines, terrazas o parkings.

También existe el modelo de vela enrollable, que integra un sistema de enrollamiento inspirado en el mismo sistema de enrollamiento de las velas de los veleros. Su accionamiento se basa en un motor electrónico adaptado a una bobina que tracciona los cables de acero inoxidable y que aportan la tensión del tejido sin riesgo de superposición del cable, provocando la tensión total de la vela.